La música del Rafaela María tiende puentes con la discapacidad

Como ya os comentamos en un artículo anterior, el pasado 6 de marzo nuestros alumnos de 5º de Primaria se desplazaron al Centro Laguna Fundación Personas de Laguna de Duero con sus ukeleles para interactuar  y “compartir sentimientos a través de la música”. Toda una experiencia de la que el diario El Norte de Castilla se ha hecho eco con un gran artículo:

 

LAURA NEGRO (Periodista)

Los alumnos de quinto de primaria del colegio Rafaela María visitaron las instalaciones del Centro de Día de Fundación Personas en Laguna de Duero. Allí ofrecieron un concierto didáctico y conocieron de primera mano cómo es el día a día de un centro de atención a personas con discapacidad.

Los niños, acompañados de su tutora Amaya Pajares y de su profesor de música Jaime Herreras, demostraron gran destreza a la hora de ejecutar los diferentes acordes y lograron deleitar a su entregado público con sencillas melodías al son de los ukeleles. La música es uno de los pilares y distintivos de este colegio concretado de integración, situado en el corazón de Valladolid, y los ukeleles se han convertido en una herramienta perfecta para la incorporación de metodologías activas en la educación de sus alumnos. El centro educativo promueve un aprendizaje basado en el pensamiento y en el desarrollo psicoafectivo que favorece la cooperación, la solidaridad y la sensibilidad, en contra de cualquier discriminación. “No había mejor lugar para poner en práctica estos valores y objetivos que en Fundación Personas, que lleva tantas décadas trabajando con personas con discapacidad” explican desde el colegio.

La incorporación de los ukeleles a las aulas fue una propuesta de Sergio Casorrán director del coro, y Jaime Herreras su profesor de música, quien quiso que las tradicionales flautas dieran paso a la versatilidad de las cuerdas de este pequeño instrumento. “La curva de aprendizaje es mucho más corta y eso motiva mucho a los niños. Además, permite hacer agrupaciones más diversas”, justifica. Él también se encarga de coordinar las actividades extraescolares musicales del centro, un coro y una escuela de rock en la que los alumnos aprender los rudimentos de la batería, guitara, bajos eléctricos y teclados. “Como profesor de música estoy inmensamente feliz. Los niños llevan tan solo dos meses con el ukelele y ya son capaces de tocarlo con soltura”., explicó el profesor, que imparte sus clases de música en inglés. “Hemos notado un gran cambio en los alumnos y están encantados. Estas navidades el regalo más solicitado por nuestros niños ha sido el ukelele”, añadió también la tutora de estos pequeños músicos.

Celia y Gonzalo son dos de los alumnos que participaron en la actividad. Ambos afirmaron haber disfrutado a la grande en el escenario ante un entregado auditorio. “Lo pasamos muy bien, sobre todo en los ensayos. Nos encanta tocar canciones todos juntos y practicamos mucho en casa”, decía ella. “Yo toco el piano y no conocía el ukelele, pero ahora me encanta”, añadió el niño.

Nuria Velasco, coordinadora del Centro Laguna Fundación Personas, se mostró muy satisfecha con el desarrollo de esta actividad inclusiva. “las personas con discapacidad han interactuado con los niños y han compartido sentimientos a través de la música. Para ellos ha sido muy beneficiosos y les ha hecho sentirse integrados”, aseguró.

 

Artículo original:

Centro Fundación Personas de Laguna de Duero

 

 

2018-03-14T17:51:51+00:0014 marzo, 2018|Eventos y actividades|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies