Y este es el autorretrato de Van Gogh, “pintado” con papelitos de los colores preferidos del pintor.