Plan de Convivencia en Secundaria

 

Consejo de Clase 1º ESO. Curso 2016-2017

La respuesta educativa del equipo directivo y el profesorado en el centro es la de promover la actitud de participación del alumnado. Para ello, además de todo lo recogido en el Proyecto Educativo de Centro y en el Plan de Convivencia del mismo, se elaboran cada curso unas reglas de buena convivencia y una normativa de aula, que deben regular el funcionamiento de cada espacio del centro.

Pero además de todo ello, este curso hemos apostado por un nuevo cauce como principal fuente de solución de conflictos. El CONSEJO DE CLASE, entendido éste como elemento identificativo del centro y que más enriquecimiento personal aportará a nuestro alumnado así como un vehículo para analizar comportamientos, actitudes y valores; fomentando la autodisciplina y la capacidad crítica, atendiendo a la necesidad de comprender y encontrar sentido a las cosas y a uno mismo.

El programa “CONSEJO DE CLASE: ALUMNADO AYUDA” pretende ser una estrategia educativa preventiva que mejore la convivencia del centro así como favorecer en el colegio una forma adecuada de relacionarse y de solucionar conflictos mediante el diálogo constructivo, en donde todo el alumnado pueda sentir que forman parte activa de la vida del centro.

Queremos dar la bienvenida al nuevo consejo de clase de 1º ESO. Nuestro equipo de alumnado ayuda está formado por Elena, Isabel, Natacha, Jaime, Ángel y Sergio.

Han trabajado duro para llegar hasta aquí pero lo han hecho con mucha ilusión y motivación por llevar a cabo su labor bien preparados. ¡Y desde luego lo están!

OBJETIVOS GENERALES

  • Potenciar los valores de convivencia que se proponen en el Proyecto Educativo del Colegio Rafaela María.
  • Facilitar el proceso de socialización de los nuevos alumnos que finalizan su etapa de primaria y se incorporan a 1º de secundaria en Colegio Rafaela María a través de diferentes actividades que facilite esta transición. Se realizarán actividades que conecten este programa con el Plan de acogida al alumnado de 1º ESO de nuestro centro.
  • Proporcionar al alumnado nuevo del centro referentes de cursos superiores (“alumnos/as-ayuda”), para favorecer su integración y reducir los niveles de inseguridad propios de espacios y organizaciones desconocidos.
  • Enseñar técnicas de comunicación y resolución de conflictos a todo el alumnado de la ESO de forma progresiva para mejorar la convivencia.
  • Enseñar técnicas de comunicación y resolución de conflictos específicas a estos “alumnos/as-ayuda”, que deben ejercer sus funciones de forma prioritaria con el alumnado nuevo de 1º.
  • Crear un entorno en el que cada estudiante se sienta física y psicológicamente libres de amenazas y peligros, y donde puedan encontrar oportunidades para trabajar y aprender con otros colaborando en el progreso de todos.
  • Respetar y valorar la diversidad de personas, ideas y opiniones de todos los miembros que integran la comunidad educativa.
  • Cohesionar a toda la comunidad educativa del centro (alumado, profesorado y familias) mediante la enseñanza de habilidades de comunicación y de resolución de conflictos de forma dialogada y constructiva.
  • Favorecer entre todos los miembros de la comunidad educativa un clima positivo de diálogo ante cualquier conflicto y mejorar las relaciones interpersonales y la convivencia en el centro asumiendo entre todos la responsabilidad de la transformación de los propios conflictos de forma no violenta.
  • Desarrollar una cultura preventiva ante los conflictos que nos ayuden a solucionarlos más que a imponer castigos.
  • Fomentar la colaboración, la ayuda y la búsqueda de soluciones a problemas interpersonales y educativos.

COMPOSICIÓN

El consejo de clase consta de cinco o seis alumn@s: El delegado/a, el subdelegado/a y tres o cuatro alumnos/as-ayuda.

FUNCIONES DEL CONSEJO DE CLASE-ALUMNADO AYUDA

Su ámbito de actuación puede ser tanto el trabajo del aula, las distintas actividades del centro o las extraescolares si así se decidiera. Así, un alumno o alumna ayuda puede explicar a otro algunas actividades de clase, incluirle en un grupo de amigos y amigas, acompañarle en el recreo, preocuparse por él /ella si estuviera enfermo/a y comunicarle la tarea desarrollada en clase, ayudarle en la organización y planificación de sus tareas, etc.

Sus principales funciones son las de:

  • Velar por el clima de convivencia del centro
  • Coordinar la normativa de convivencia de clase. Crear la lista de normas de clase junto con el tutor y el grupo. Buscar alternativas al quebranto de la norma. Elaborar un listado de consecuencias intentando que tengan carácter positivo y reeducador.
  • Estar a disposición de todo aquel que pueda requerir su ayuda.
  • Promover la integración social de toda la clase. Acoger a los nuevos integrantes del grupo, especialmente a aquellos que tienen más dificultades para integrarse, por su cultura, su lengua o su carácter.
  • Procurar el cuidado del material e instalaciones (buscar alternativas al daño).
  • Facilitador en la acogida de varios alumnos/as de 1º de ESO, que ayude en su proceso de integración al centro.
  • Ayudar a este alumnado nuevo en la ESO a desarrollar comportamientos útiles y adaptativos en el centro.
  • Mediador en pequeños problemas o conflictos personales. También si fuera necesario, mediar en aquellos casos que corresponda, bajo la supervisión del profesorado o coordinador de convivencia, realizando mediaciones no formales
  • Derivar determinados problemas cuando no encuentran solución o excede sus posibilidades (al tutor, profesor/a, coordinador de convivencia, orientadora, etc.).
  • Apoyo extraescolar y en los recreos: ayudante en las tareas, deberes y estudios, ayudante en el ocio y para hacer propuestas de uso de tiempo libre, ayudante en el papeleo y autorizaciones si fuera necesario, apoyo en la planificación del tiempo, organización, etc.
  • Ayuda a los compañeros que puedan encontrarse en situaciones de confusión, dificultades de adaptación al centro, problemas personales, dificultades en la relación con sus compañeros, dificultad con algún profesor, necesidad que alguien les escuche, problemas personales etc. (alumnado triste, decaído, ansiedad, …).
  • Detectar los posibles conflictos y discutirlos en las reuniones periódicas para buscar formas de intervenir antes de que aumenten.
  • Acompañar, sobre todo a aquellos compañeros que se encuentran aislados, que no tienen amigos en el grupo.
  • Informar a los compañeros sobre los recursos que pueden utilizar para resolver sus dificultades.
  • Escuchar a los compañeros en sus versiones de los conflictos y en sus inquietudes. No aconsejar ni enjuiciar.
  • Animar a sus compañeros a que se sientan capaces de afrontar sus dificultades.
  • Debatir al principio de curso la normativa del centro (Reglamento de Régimen Interno) sobre convivencia en las aulas.
  • Desarrollar sesiones de Consejo de Clase de forma sistemática (en el horario y frecuencia acordados, así como en aquellas sesiones de tutoría en que se vea necesario) con el fin de potenciar habilidades de comunicación en el alumnado para la mejora de la convivencia del centro.
  • Fomentar la tolerancia, la aceptación de la diversidad y la resolución de conflictos de forma pacífica. Para ello, se participa en todas las propuestas que llegan al Centro relacionadas con temas como la intolerancia, la interculturalidad, el maltrato…
  • Analizar y tratar en el Consejo de Clase de aquellas situaciones de bullying que se dan entre los compañeros de un grupo.
  • El paso siguiente, en los casos más graves es la aplicación del Reglamento de Régimen Interior (R.R.I.), cuya interpretación es llevada a cabo por los profesores, tutores y equipo directivo.

El alumnado ayuda NO es:

  • El Alumnado Ayuda no es “policía”: su misión no es vigilar el cumplimiento de las normas ni ejercitar una labor sancionadora.
  • El Alumnado Ayuda no es un “chivato o chivata”: no son personas que observan cualquier incumplimiento o problema y salen corriendo a contárselo al profesorado. Son colaboradores con la buena marcha de las relaciones en el Centro y defensores de los Derechos Humanos. Intentan ayudar a otros para mejorar el clima de convivencia.
  • El Alumnado Ayuda no es un amigo o amiga: no es alguien que hace suyos los problemas que los demás le cuentan, ni toma partido a la hora de mediar en un conflicto.

Este alumnado deberá tener como fin impulsar en Colegio Rafaela María una filosofía del diálogo constructivo para buscar solución a los conflictos. No se trata de sustituir a los sistemas tradicionales del centro sino de complementarlo, intentando profundizar en la fase anterior a las sanciones mediante el compromiso y la resolución consensuada de los conflictos.

2018-02-02T13:59:03+00:00 29 enero, 2018|Blog Secundaria|

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies